CELLCOMB A.B. nuevo representado de Hansen&Cappelen para España y Portugal

September 24, 2017

 

La firma sueca Cellcomb AB ha llegado a un acuerdo con Hansen & Cappelen SA, para la comercialización en España y Portugal de sus almohadillas absorbentes de celulosa para alimentos (carnes, pescados, frutas...).

 

Cellcomb desarrolla y fabrica productos laminados desechables, respetuosos con el medio ambiente, para actividades con altas exigencias de higiene y seguridad, que puede ir desde pañales infantiles, absorventes hospitalarios, ropa sanitaria o hotelera. Las materias primas proceden exclusivamente de fuentes naturales renovables y sostenibles.

 

Cellcomb está especializado en la fabricación de almohadillas absorbentes para alimentos, tanto de bordes abiertos como de bordes cerrados. Estas últimas evitan el contacto directo con los alimentos, pudiendo incluir CO2 para alargar la vida útil del alimento, y precisamente es este tipo de material el que Hansen&Cappelen empezará a comercializar masivamente en España y Portugal.

 

ALMOHADILLAS ALIMENTARIAS "CERRADAS"

 

Las almohadillas cerradas de Cellcomb son absorbentes, completamente sellados por los cuatro lados, que se coloca en el fondo de las bandejas de alimentos y absorven el agua y los fluidos naturales que dichos alimentos frescos puedan llegar a desprender durante el tiempo que permanezcan en dichas bandejas hasta su consumo final. Funcionan mejor que los absorbentes tradicionales, muy particularmente las servilletas o el rollo de papel de cocina, con el beneficio añadido de prolongar la validez, la frescura y la apariencia de carnes, pescados, aves, frutas y verduras.

 

Para prolongar aún más la natural caducidad de los alimentos frescos envasados, Cellcomb también produce una alfombrilla con CO2 activo, lo que retarda en gran medida la oxidación de los alimentos al eliminar de forma natural el oxígeno de cada bandeja herméticamente cerrada.


La almohadilla absorve los fluidos naturales de los alimentos que pasan a través de la capa superior  y son retenidos por el núcleo interior de partículas súper absorbentes de celulosa. Los líquidos quedan así aislados sellados dentro del núcleo durante un período prolongado de tiempo.

Dado que la almohadilla está cerrada, no se liberan productos químicos y las fibras del material absorbente nunca entrarán en contacto con los alimentos, lo que otorga una máxima seguridad e higiene alimentaria, al contrario de lo que ocurre en el caso de las alfombrillas tradicionales de borde abierto.

 

 

 

PRINCIPALES ALIMENTOS QUE DEMANDAN ALMOHADILLAS CELLCOM

 

Puesto que la almohadilla está sellada en todos sus bordes, el alimento nunca entra en contacto directo con los líquidos o fluidos absorvidos ni con la materia absorvente, lo que garantiza la máxima seguridad higiénica del producto alimenticio, como pueden ser aves, carnes, frutas y verduras, y muy particularmente, pescados, ya que a los fluidos naturales tenemos que sumar el agua procedente del hielo en descongelación que se utiliza para su conservación inmediata, además del agua del mar que todavía puede mantener.

 

Todo esto sin mencionar el efecto de amortiguación que estas almohadillas ofrecen durante el transporte de los alimentos, preservando aún más el  adecuado aspecto de los productos alimenticios una vez envasados.

 

 

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas destacadas

Cellcomb y Hansen&Cappelen en la Feria del Sector Carnico "Meet Atraction"

September 24, 2017

1/1
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square