ALMOHADILLAS ABSORBENTES PARA ALIMENTOS



"AÑADE CONFIANZA

A TUS ALIMENTOS"
 

 

La seguridad alimentaria nunca ha sido tan importante como hoy en día.

Los minoristas de alimentación, los distribuidores y, sobre todo, los consumidores finales, exigen poder confiar en que alimentos se encuentran aislados de agentes nocivos externos o internos, como los fluidos del propio alimento, de manera que los alimentos frescos seguirán siendo sólo eso: frescos, incluso en su apariencia. Por esta razón, al empaquetar los alimentos es imprescindible que el embalaje sea mucho más que un simple paquete: una incuestionable garantía de seguridad, higiene y valor para los alimentos.

 



ALMOHADILLAS CERRADAS

Las almohadillas cerradas de Cellcomb son absorbentes que están completamente sellados por los cuatro lados. Son respetuosos con el medio ambiente y funcionan mejor que los absorbentes tradicionales, con el beneficio añadido de prolongar la validez, la frescura y la apariencia de carnes, pescados, aves, frutas y verduras.

 

Para prolongar aún más la natural caducidad de los alimentos frescos envasados, Cellcomb también produce una alfombrilla con CO2 activo.


CÓMO FUNCIONA

La almohadilla cerrada de Cellcomb se coloca en la parte inferior de la bandeja.

Los fluidos naturales de los alimentos pasan a través de la capa inferior de la alfombrilla y son absorbidos por el núcleo interior de partículas súper absorbentes de celulosa. Los líquidos quedan sellados dentro del núcleo durante un período prolongado de tiempo.

La capa superior está completamente cerrada para evitar una absorción activa no deseada.

Dado que la almohadilla está cerrada, no se liberan productos químicos y las fibras del material absorbente nunca entrarán en contacto con los alimentos, lo que otorga una máxima seguridad alimentaria, al contrario de lo que ocurre en el caso de las almohadillas tradicionales de borde abierto.

 

 

"LA BARRERA CONTRA LOS QUÍMICOS  EN  LOS ALIMENTOS, LA  GRAN PRESTACIÓN DE LAS  ALMOHADILLAS  CERRADAS"

ABSORVENTES PARA ALIMENTOS

 

Áreas de uso
 

Puesto que la almohadilla está cerrada, ninguna parte del grano absorbente entrará nunca en contacto con el alimento, lo que garantiza máxima seguridad alimentaria.

Las aves de corral, la carne y las verduras se venden a menudo en bandejas; coloque, sencillamente, cualquiera de nuestros absorbentes Cellsorb en el fondo de la misma para conseguir los resultados deseados.

Además, las características de los materiales Cellcomb respetuosos con el medio ambiente permiten obtener soluciones sostenibles sin renunciar a ninguna de sus funciones.

Pescado


La ocasión en la que sin duda necesita un absorbente fiable es cuando transporta pescado. El pescado está a menudo cubierto de hielo antes de su transporte, y durante su traslado el hielo se derrite y se mezcla con el agua del mar, los fluidos y otros restos de pescado. Gracias a su fuerte capacidad de absorción, el Fishpad, la última innovación de Cellcomb Foodpads, ayuda a mantener frescos los pescados y  mariscos, incluso cuando el agua sea salada e impura.
 

 

Frutas
Cuando se transportan frutas, incluidas las bayas, el absorbente tiene las mismas funciones que las mencionadas anteriormente, pero además la alfombrilla actúa como amortiguador, evitando daños a tan delicadas mercancías en sus transportes.

 © 2016 

 © Hansen&Cappelen S.A.

 © Cellcomb AB

 © Cenfer Perú 

 © Central Café&Cacao